ipx.blog

Compré mi primer NFT y esto pasó


A medida que la tecnología avanza surgen nuevas oportunidades de inversión. Una de las más recientes y populares son los NFT’s. Esta es la historia de mi experiencia comprando mi primer NFT , el instrumento financiero de moda.


Sucedió apenas el año pasado. Me encontraba en una muy buena etapa de mi vida, trabajaba como consultora financiera y la verdad es que aunque me consideraba principiante en el mundo de las inversiones, sentía que para mis 26 años iba por buen camino.


Recuerdo el primer momento en el que escuché hablar sobre los NFT’s. Fue durante un receso para comer, me encontraba con mis otros compañeros. Ellos debatían sobre un tema como regularmente solían hacerlo durante la comida, y me llamó la atención lo que hablaban así que decidí unirme a la conversación. La verdad no estaba muy actualizada pero ellos muy amablemente me fueron explicando y despertaron mi curiosidad.


Al llegar a casa recuerdo que estaba decidido. Me interesaba adquirir un NFT pero aun tenía bastante que investigar, sobre todo en dónde y a quién lo iba a comprar.


Después de pasarme unas horas investigando di con una cuenta de Instagram que te explicaba paso a paso como hacerlo. El proceso no era tan complicado.


Lo único que tenía que hacer era elegir un broker para comprar criptomonedas. A este paso no le presté tanta atención porque ya tenía un tiempo invirtiendo en cripto así que contaba con la moneda que se necesitaba. Lo siguiente fue transferir mis criptomonedas a una plataforma donde se subastaban NFT’s y comenzar mi búsqueda.


Consulte varios foros y entonces di con uno donde ofrecían una oportunidad “millonaria” de inversión. Se trataba de adquirir coleccionables de un juego NFT, que a su vez estaban vinculados a una popular compañía de videojuegos. Me parecía una oportunidad única que no podía desaprovechar.


El proyecto estaba diseñado bajo la modalidad play-to-earn, y yo logré adquirir uno de los 10,000 tokens que se habían agotado en cuestión de minutos.


Me sentía sumamente contenta con mi adquisición y así fue durante los siguientes cuatro días hasta que pasó lo que jamás me hubiera imaginado.


Un día por la mañana mientras me encontraba revisando las noticias diarias como solía hacerlo. Me topé con una noticia donde varios usuarios argumentaban haber sido víctimas de fraude al haber comprado tokens de un juego. Seguí leyendo y oh sorpresa ¡Se trataba del mismo token que había adquirido yo!


Inmediatamente me dirigí a verificar las redes sociales de la compañía pero estas no habían tenido actividad, su sitio web estaba caído y el servidor de Discord dedicado se encontraba cerrado.


Los próximos días resultaron ser un completo dolor de cabeza entre reclamos e intentar buscar una explicación de lo que había sucedido. Al final no se pudo hacer mucho salvo esperar por un reembolso de parte de los creadores que honestamente no tiene fecha, ni intención de realizarse.


Por mi parte, la enseñanza que me dejó fue clara. Ante nuevas oportunidades de inversión, lo mejor es realizar una investigación ardua y no dejarse llevar por lo que se lee y carece de fundamentos.


¿Si volvería a invertir en NFT’s? ¡Claro!


Soy fiel creyente de que el que no arriesga no gana, pero es mejor tomar decisiones con buenas bases.